La Oxitocina, la hormona del amor

Mejores Sacaleches » Blog » La Oxitocina, la hormona del amor

La oxitocina es llamada «la hormona del amor» por su función primordial en la regulación de las conductas sociales en el ser humano. Se llama la hormona facilitadora de la vida porque su aparición proporciona sensaciones placenteras en la conducta sexual y en el apego materno infantil, entre otras funciones vitales.

En concreto, la lactancia materna es uno de los mecanismos programados en la especie mamífera para segregar oxitocina en la madre y transmitírsela al bebé, favoreciendo de este modo la conducta maternal en la madre y la sensación de protección en el bebé.

Estos productos han sido elegidos especialmente para ti, ¡Te gustarán!
STRIR Camisón premamá de Embarazo y Lactancia,Nursing Nightgown...
Material ultra suave - Camisón de enfermería fabricado en 92% viscosa y 8% spandex, suave y liso. El dobladillo suelto y la cintura ofrecen suficiente espacio para la mujer embarazada
WhiFan 2Pack Sujetador Lactancia Maternidad Ropa Interior...
La tela es muy lisa y suave, sin irritación de la piel, buena flexibilidad para mantener la forma del sujetador, cerca del cuerpo, después de lavados repetidos, los sujetadores son más duraderos. Muy transpirable, con buena resistencia a la formación de pelusa y a la decoloración, puede llevarlo a la cama.
Estos productos han sido elegidos especialmente para ti, ¡Te gustarán!
Vista previa Producto Valoración
La lactancia materna almohada rey oso de terciopelo extraí­ble La lactancia materna almohada rey oso de terciopelo extraí­ble No hay valoraciones
Vista previa Producto Valoración
STRIR Camisón premamá de Embarazo y Lactancia STRIR Camisón premamá de Embarazo y Lactancia No hay valoraciones
Vista previa Producto Valoración
WhiFan 2Pack Sujetador Lactancia Maternidad Ropa Interior Sujetador WhiFan 2Pack Sujetador Lactancia Maternidad Ropa Interior Sujetador No hay valoraciones

La oxitocina viene denominándose comúnmente «la hormona del amor» por su función de generar experiencias placenteras en diferentes funciones vitales del ser humano. Desde la conducta sexual y cualquier conducta social amistosa agradable pasando por el embarazo, el parto y la creación del vínculo madre-bebé son fenómenos sociales condicionados por la segregación de esta hormona. 

En todas estas situaciones, la función principal de la oxitocina es provocar sensaciones de agrado y placer entre las personas implicadas en determinada relación social. De este modo, desde el embarazo, en el momento del parto y tras el nacimiento del bebé, la segregación de oxitocina favorece un clima placentero entre madre y bebé que les une más allá de cualquier entendimiento racional.

La oxitocina y la conducta maternal

La segregación de esta hormona es un mecanismo programado biológicamente para favorecer la conducta maternal. Es así como ya durante el embarazo la madre va segregando la dicha sustancia para iniciar el vínculo con su bebé y prepararla para el parto. 

Durante el parto, la oxitocina favorece las contracciones uterinas y una experiencia placentera  tanto en la madre como en el bebé (si no existe intervención cortical alguna) que los une ante una misma misión: el nacimiento del bebé.

Con la llegada del recién nacido, la oxitocina fomenta en la madre conductas de acercamiento, contacto (piel con piel) y afecto que ofrecen al bebé la necesaria sensación de protección y seguridad y cuyos beneficios afectan positivamente a muchos aspectos de su posterior desarrollo (físico, intelectual y emocional). 

La lactancia materna como generadora de oxitocina

La lactancia materna es uno de los principales mecanismos programados en nuestra especie para seguir segregando oxitocina y, con ello, favorecer la conducta maternal en la madre y la sensación de protección en el bebé.

Su segregación produce en la madre una sensación amorosa hacia el bebé que la motiva al acercamiento. A la vez, aumenta los sentimientos de confianza y bienestar maternos, lo que aumenta su autoestima. Finalmente, fomenta el interés por las relaciones sociales, tan necesarias en ese momento vital, evitando la soledad durante el puerperio.

La oxitocina produce igualmente efectos placenteros en el bebé lactante: efectos de relajación, serenidad y mayor interés por las relaciones sociales. Es importante destacar cómo esta hormona favorece el vínculo madre-bebé, disminuyendo la posibilidad de maltrato infantil.

Conducta maternal tras el destete

Biológicamente, la especie humana está diseñada para ser amamantada hasta que el bebé esté preparado para «salir al mundo». En antiguas comunidades o tribus, cuando llegaba este momento, los niños dejaban de ser atendidos tan exclusivamente por las madres para pasar a ser cuidados por el resto de miembros de la tribu. 

En nuestra sociedad, tras el destete, la madre sigue siendo la cuidadora principal de los niños con una desventaja: ya no segrega oxitocina a través de la lactancia. Suele ocurrir a partir de este momento que la conducta maternal se ve alterada y surge mayor irritabilidad en las madres ante el comportamiento de los niños. Llegado este momento, es importante que la madre se cuide y solicite la ayuda necesaria, lo que le facilitará seguir manteniendo conductas amorosas y cuidadosas para con sus hijos.

Estos productos han sido elegidos especialmente para ti, ¡Te gustarán!
Vista previa Producto Valoración
Sacaleches Eléctrico Doble 2 en 1 de Lansinoh Sacaleches Eléctrico Doble 2 en 1 de Lansinoh 1.166 Opiniones
Vista previa Producto Valoración
Set de recipientes para leche materna Set de recipientes para leche materna 24.894 Opiniones
Vista previa Producto Valoración
Bolsas de almacenamiento de leche materna de 120 Bolsas de almacenamiento de leche materna de 120 921 Opiniones
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario